SERVICIOS EN LA GAMA
DE SISTEMAS CONTRA INCENDIO

Tel: 7092 - 8930         e-mail: presupuestos@psjcontraincendio.com.mx

SOLICITAR COTIZACIÓN

SISTEMA DE CO2

EQUIPOS DE BOMBEO
CONTRA INCENDIO

TANQUES ATORNILLABLES
PARA EL ALMACENAMIENTO
DE AGUA

SISTEMAS DE EXTINCIÓN
DE GASES LIMPIOS

El bióxido de carbono o CO2 es un gas incoloro, inodoro, eléctricamente no conductor, eso es altamente eficaz como un agente de extinción de incendios.

Cuando se aplica a un incendio, el CO2 proporciona una pesada manta de gas que reduce el nivel de oxígeno a un punto donde la combustión no puede ocurrir. Tiene una clasificación baja de toxicidad, se comprime comúnmente a estado líquido para su almacenaje y transporte en cilindros.

Al descargarse a presión da un aspecto de vapor y por su baja temperatura cristaliza el agua en el aire.

COTIZA AQUÍ

Todos los elementos están interconectados y cableados formando una sola unidad.

Es una caseta preconstruida en acero estructural que da cabida y resguarda el equipo de bombeo y a la vez soporta los depósitos de agua que son la reserva exclusiva del sistema de protección contra incendio..

COTIZA AQUÍ

Están diseñados con base en los estándares de NFPA 22, AWWA y aprobados por Factory Mutual.

Los tanques de acero  tipo atornillable han resultado ser muy buena alternativa de almacenaje de agua para protección contra incendio, esto debido a su menor costo y necesidad de mantenimiento, además de su versatilidad de tamaños que van desde 4, 000 hasta 2,400,000 galones que pueden ser adaptados de acuerdo al área disponible, fabricándolos más altos, bajos, anchos o delgados.

COTIZA AQUÍ

INERGEN y sus componentes han obtenido numerosas aprobaciones internacionales de sectores gubernamentales como ministerios de salud, higiene ocupacional, marítimos y autoridades ambientales y de seguros. INERGEN está consituido por tres gases naturales que se encuentran presentes en la atmósfera de la tierra:

 

NITRÓGENO 52%

ARGÓN 40%

BIÓXIDO DE CARBONO 8%

Al efectuarse la descarga de INERGEN, este disminuye la concentración de oxígeno por debajo del nivel requerido para que exista la combustión (típicamente el nivel es 15% de oxígeno).

 

Simultáneamente a la extinción de un fuego, INERGEN permite la permanencia de las personas en una atmósfera de oxígeno de forma completamente segura, aunque los incendios en centros de procesamiento de datos son menos frecuentes que en instalaciones industriales, estos ocurren en mayor número a lo generalmente imaginado y cuando suceden, además de la pérdida importante de costos y equipo, hay que agregar algo tal vez más serio, como la interrupción de las actividades empresariales y la pérdida de datos y archivos irremplazables.

COTIZA AQUÍ

Aunque los sistemas de detección y alarma normalmente permiten que la gente evacúe el área antes de que cualquier tipo de agente sea descargado, varios eventos inesperados pueden obstaculizar un escape inmediato, INERGEN no produce neblina al ser descargado, permitiendo una total visibilidad; los sistemas son rápidos y a pesar de que la NFPA en su norma 2001 permite hasta un minuto de descarga para los gases inertes, INERGEN realmente extingue el fuego en mucho menos tiempo. Se han realizado pruebas con las que se ha documentado que es posible alcanzar tiempos tan cortos como 22 segundos en fuego clase A y 17 segundos en fuego clase B. Por esto INERGEN es el agente ideal para usarse en los sistemas automáticos de inundación total en áreas normalmente ocupadas.

 

INERGEN, no es un conductor de la electricidad, no deja residuos que limpiar, su temperatura permanece estable durante la descarga y no reacciona con el fuego produciendo sustancias corrosivas o tóxicas.

 

Una vez descargado INERGEN, sus componentes simplemente vuelven a asumir su papel en el ciclo de la tierra y debido a que INERGEN no es químico sintético, no está ni estará sujeto a restricciones para su empleo.

SISTEMAS DE ROCIADORES
AUTOMÁTICOS

SISTEMAS
DE DILUVIO

HIDRANTES CONTRA
INCENDIO

TUBERÍA SUBTERRÁNEA
(SISTEMA LOOP)

Un rociador es un dispositivo termo sensible que está diseñado para reaccionar a temperaturas predeterminadas, descargando automáticamente cierta cantidad de agua que se distribuye sobre lo protegido y el área del piso para de esta forma controlar o suprimir un incendio, Los rociadores son el elemento más eficaz hasta la fecha para el control de incendios.

Podemos definir un sistema de extinción de incendios por rociadores automáticos, como una combinación de tuberías subterráneas y elevadas que se conecta con un abastecimiento automático de agua y está instalado en la totalidad del edificio, todo esto de acuerdo a las normas de ingeniería en protección contra incendios. Este sistema tiene como culminación una serie de rociadores adheridos a la tubería elevada bajo un patrón sistemático y es normalmente activado por el calor.

COTIZA AQUÍ

Los sistemas de rociadores automáticos están diseñados para funcionar durante las primeras etapas de desarrollo de un incendio y minimizar su impacto total en el edificio; además contrario al mito urbano y las películas donde todos los rociadores en una residencia o edificio son activados simultáneamente en un incendio. Solo aquellos que se encuentren próximos a este son realmente activados, teniendo un daño por agua menor que en un incendio sin este sistema de protección.

El sistema de diluvio se refiere específicamente al empleo de agua pulverizada aplicada directamente sobre el elemento a proteger. .

El término “agua pulverizada” se refiere al empleo de agua lanzada de una forma especial, con partículas de agua lanzadas a una velocidad y densidad de pulverización determinadas, que se descarga por aparatos y boquillas específicamente diseñadas para este propósito.

 

La descarga de las boquillas es diferente a la de los rociadores. El modelo de pulverización de agua de una boquilla sobre una superficie puede ser elíptico o circular, mientras que la sección de chorro es cónica.

El agua es lanzada con fuerza sobre la superficie a proteger.


A diferencia de un sistema de rociadores, el de pulverización de agua es de inundación total del elemento protegido, por lo que la cobertura de este debe ser total.

COTIZA AQUÍ

Las boquillas no cuentan con un elemento fusible como los rociadores, por lo que las tuberías estarán secas hasta el momento del disparo. El disparo de un sistema de diluvio se puede realizar eléctricamente mediante la detección automática o manual de un incendio. La detección automática se puede llevar a cabo empleando algú tipo de detector de incendio (de humo, de temperatura, de flama, etc.) La detección manual será a través de la activación de algún mecanismo de disparo (estación manual). Mecánicamente el disparo del sistema se puede ejecutar mediante vías hidráulicas neumáticas, dependiendo del modo de operación de la válvula de diluvio.

Un hidrante contra incendio es una toma de agua conectada a la red hidráulica de distribución de agua contra incendio, diseñada para proporcionar un caudal considerable en caso de incendio.

Hay dos tipos principales de hidrantes:

 

Hidrante exterior: situados en las inmediaciones de los edificios y en los que los bomberos pueden acoplar sus mangueras. Es un poste con dos o más tomas (normalmente de 2  ½” de diámetro)

 

Hidrante Interior: situados en el interior de los edificios, equipados con un gabinete, donde se aloja una manguera conectada a una válvula angular de corte, un chiflón para bifurcación del agua y una llave para apretar acoplamientos, estos normalmente son de 1 ½” o de 2” de diámetro.

COTIZA AQUÍ

Su tanque y bomba contra incendios serán obsoletos si no se provee un sistema de tubería subterráneo de tamaño adecuado y calculado el cual suministra Los sistemas de hidrantes y rociadores.

Inicialmente se realiza una excavación o cepa de aproximadamente 1.82 m de profundidad por 90 cm de ancho, estas dimensiones son estándar, para la instalación de tubería de 4 pulgadas y hasta 12 pulgadas de diámetro. El ancho de la cepa de 90 cm sirve para que los instaladores puedan maniobrar con cierta holgura en la zanja, en dicha zanja se coloca la tubería de PVC (Cloruro de Polivinilo) C900, la cuál descansa sobre una cama de arena de aproximadamente 10 cm de altura, para que no sufra daños mecánicos.

COTIZA AQUÍ

SISTEMAS
DE ESPUMA

SISTEMAS DE ALARMA
Y DETECCIÓN

SISTEMAS DE PREACCIÓN

RED HIDRÁULICA DE
DISTRIBUCIÓN DE AGUA
CONTRA INCENDIO

Durante años se han utilizado espumas como medio de extinción de incendios de líquidos combustibles e inflamables.

A diferencia de otros agentes de extinción tales como el agua, los polvos químicos, el CO2, etc; una espuma acuosa estable puede extinguir el fuego en un líquido combustible o inflamable, combinando mecanismos de: enfriamiento, separación entre la fuente del fuego o de la ignición, eliminación de vapores y sofocación de las llamas.

 

La espuma también puede evitar la reignición durante un largo período de tiempo. Como el agua es más pesada que la mayoría de los hidrocarburos estándar, si se aplica directamente sobre ellos se sumergirá y tendrá poco o ningún valor extintor o de supresión de valores.

 

Si el combustible líquido se calienta es el agente de extinción por excelencia en zonas potencialmente peligrosas, o en áreas en las que se transportan, procesan, almacenan o usan líquidos inflamables como fuente de energía.

COTIZA AQUÍ

Un sistema de alarma de incendios está diseñado para detectar la presencia no deseada de fuego, mediante la supervisión de los cambios ambientales asociados con la combustión.

En general, un sistema de alarma contra incendios se clasifica según sea accionado automáticamente, manualmente o ambos. El propósito fundamental de la instalación de un sistema de alarmas es el de ser la primera notificación de una señal de alerta, supervisión o problema, y a su vez, advertir a los ocupantes del edificio ante cualquiera de estas situaciones.

 

Un sistema de alarmas está compuesto por dispositivos de iniciación y dispositivos de notificación, siendo los primeros, estaciones manuales, detectores de humo, detectores de flujo, supervisores de válvula, etc.

 

Y los de notificación: bocinas de alarma, luces estroboscópicas, anunciadores, repetidores. Etc.

COTIZA AQUÍ

Los sistemas de preacción utilizan una válvula de diluvio además de una red de rociadores presurizada con aire o gas..

La presión se utiliza para mantener una supervisión permanente de la red, alertando de posibles fugas por avería o rotura de rociadores. En este caso, se produce una alarma de baja presión, pero no provoca la apertura de la válvula, ni la descarga accidental de agua.

 

Los sistemas con disparo eléctrico utilizan detectores de humo, un panel de control y una válvula solenoide para abrir la válvula de diluvio.

 

Si se produce un incendio, los detectores activan la alarma del panel de control que, a su vez, ordena la apertura de la válvula solenoide. Esta drena la cámara de cebado de la válvula de diluvio, permitiendo su apertura y el llenado de la red de rociadores con agua.

 

De este modo, el agua estará disponible en los rociadores para apagar el fuego tan pronto como cualquiera de ellos se abra.

Los sistemas de preacción con interbloqueo simple son especialmente útiles en instalaciones en las que existe el riesgo de que se produzcan daños a la red de rociadores, ya sea por temperatura o por golpes. Se utilizan en lugar de sistemas de tubería seca cuando el tamaño de la instalación excede el permitido por la normativa vigente, o cuando se quiere evitar el riesgo de descargas accidentales de agua.

COTIZA AQUÍ

La red de agua contra incendio es un conjunto de tuberías conectadas entre sí por medios mecánicos y/o soldadura, que cuenta además con conexiones como codos, tees, válvulas de retención y tomas siamesas para conexión del cuerpo de bomberos.

Dentro de la red de tuberías se encuentra contenida el agua; la cual está sometida a condiciones de presión, la función principal de la red de alimentación es la de abastecer con la suficiente cantidad de agua a presión a los diferentes sistemas de protección contra incendios establecidos en la planta (sistemas de rociadores, sistemas de diluvio, hidrantes, etc.)

 

El complemento de la red contra incendio es el suministro de agua mediante tanques o cisternas al equipo de bombeo, ambas capacidades son definidas en base a la necesidad del sistema con mayor demanda. Un sistema de hidrantes consta principalmente de la distribución estratégica de estaciones en las cuáles se encuentran contenidas mangueras, chiflones, válvulas y llaves las cuales permitirán a los ocupantes y cuerpo de bomberos combatir un posible incendio.

COTIZA AQUÍ

 Cada hidrante es conectado a la red general de alimentación de agua contra incendio, de forma que se pueda contar con la presión y caudal mínimo requerido en el hidrante más remoto hidráulicamente calculado, y el agua pueda ser descargada para cumplir con el propósito de extinguir un fuego manualmente y proteger en primera instancia la vida de sus ocupantes y en segundo término el edificio junto con su contenido.

INGENIERÍA

 

En el ramo de Ingeniería, ésta se desarrolla de acuerdo con la solicitud del cliente y bajo las normas de NFPA.

 

El equipo de diseño y desarrollo de “PSJ”, está capacitado para desarrollar y diseñar cualquier tipo de sistema de protección contra incendio. Esta capacidad nos permite jugar un papel decisivo en el desarrollo y diseño de sistemas básicos, así como de sistemas especiales más sofisticados para la protección contra incendio.

INSTALACIÓN

En la parte de Instalación, realizamos instalación de rociadores, hidrantes, loop subterráneo, equipo de bombeo, sistemas de diluvio, sistemas de espuma, de CO2, de extinción de gases limpios, sistemas de preacción, casas bomba, instalación de red hidráulica de distribución de agua contra incendio y tanques atornillables para almacenamiento de agua. Por parte de A&D se realizan instalaciones de detección, monitoreo y alarmas, sistema de voceo y programación de tableros, cabe señalar que durante la ejecución de los trabajos visualizamos el área de seguridad por lo consiguiente se implementan reglamentos de seguridad, protección ambiental, trabajos de altura, trabajos en caliente y áreas confinadas, realizando si es necesario procedimientos de ejecución y seguridad.

ANÁLISIS DE RIESGO

 

Para ofrecer un sistema acorde a las necesidades del cliente, es preciso conocer el riesgo que existe en el lugar de la instalación, contamos con el personal adecuado para realizar un análisis y poder cotizar un sistema que reúna las características necesarias para proteger su negocio.

MANTENIMIENTO

En el área de mantenimiento nos basamos en la norma 25 y 72 de la NFPA, Pruebas protocolarias, mantenimiento predictivo, preventivo y mayor “Reparaciones y Correcciones”

Nuestros programas de mantenimiento constituyen uno de los pilares más fuertes dentro de la operación de PSJ. Proporcionamos los servicios de instalación y mantenimiento post garantía de todos los servicios que ofrecemos. Si nuestra misión es proteger lo más valioso del patrimonio de nuestros clientes, entonces tenemos el compromiso de mantener la confiabilidad durante y después del vencimiento de la garantía, con lo que aseguramos que su sistema continuará dándole por mucho tiempo la protección para la cual fue creado.

AVISO DE PRIVACIDAD

 

Calle Vicente Guerrero No. 3, Col. Vicente Guerrero, CP 55220, Ecatepec de Morelos, Edo. de México

SISTEMA DE CO2

EQUIPOS
DE BOMBEO
CONTRA INCENDIO

TANQUES
ATORNILLABLES
PARA EL
ALMACENAMIENTO
DE AGUA

SISTEMAS
DE EXTINCIÓN
DE GASES LIMPIOS

El bióxido de carbono o CO2 es un gas incoloro, inodoro, eléctricamente no conductor, eso es altamente eficaz como un agente de extinción de incendios.

Cuando se aplica a un incendio, el CO2 proporciona una pesada manta de gas que reduce el nivel de oxígeno a un punto donde la combustión no puede ocurrir. Tiene una clasificación baja de toxicidad, se comprime comúnmente a estado líquido para su almacenaje y transporte en cilindros.

Al descargarse a presión da un aspecto de vapor y por su baja temperatura cristaliza el agua en el aire.

COTIZA AQUÍ

Todos los elementos están interconectados y cableados formando una sola unidad.

Es una caseta preconstruida en acero estructural que da cabida y resguarda el equipo de bombeo y a la vez soporta los depósitos de agua que son la reserva exclusiva del sistema de protección contra incendio..

COTIZA AQUÍ

Están diseñados con base en los estándares de NFPA 22, AWWA y aprobados por Factory Mutual.

Los tanques de acero  tipo atornillable han resultado ser muy buena alternativa de almacenaje de agua para protección contra incendio, esto debido a su menor costo y necesidad de mantenimiento, además de su versatilidad de tamaños que van desde 4, 000 hasta 2,400,000 galones que pueden ser adaptados de acuerdo al área disponible, fabricándolos más altos, bajos, anchos o delgados.

COTIZA AQUÍ

INERGEN y sus componentes han obtenido numerosas aprobaciones internacionales de sectores gubernamentales como ministerios de salud, higiene ocupacional, marítimos y autoridades ambientales y de seguros. INERGEN está consituido por tres gases naturales que se encuentran presentes en la atmósfera de la tierra:

 

NITRÓGENO 52%

ARGÓN 40%

BIÓXIDO DE CARBONO 8%

Al efectuarse la descarga de INERGEN, este disminuye la concentración de oxígeno por debajo del nivel requerido para que exista la combustión (típicamente el nivel es 15% de oxígeno).

 

Simultáneamente a la extinción de un fuego, INERGEN permite la permanencia de las personas en una atmósfera de oxígeno de forma completamente segura, aunque los incendios en centros de procesamiento de datos son menos frecuentes que en instalaciones industriales, estos ocurren en mayor número a lo generalmente imaginado y cuando suceden, además de la pérdida importante de costos y equipo, hay que agregar algo tal vez más serio, como la interrupción de las actividades empresariales y la pérdida de datos y archivos irremplazables.

Aunque los sistemas de detección y alarma normalmente permiten que la gente evacúe el área antes de que cualquier tipo de agente sea descargado, varios eventos inesperados pueden obstaculizar un escape inmediato, INERGEN no produce neblina al ser descargado, permitiendo una total visibilidad; los sistemas son rápidos y a pesar de que la NFPA en su norma 2001 permite hasta un minuto de descarga para los gases inertes, INERGEN realmente extingue el fuego en mucho menos tiempo. Se han realizado pruebas con las que se ha documentado que es posible alcanzar tiempos tan cortos como 22 segundos en fuego clase A y 17 segundos en fuego clase B. Por esto INERGEN es el agente ideal para usarse en los sistemas automáticos de inundación total en áreas normalmente ocupadas.

 

INERGEN, no es un conductor de la electricidad, no deja residuos que limpiar, su temperatura permanece estable durante la descarga y no reacciona con el fuego produciendo sustancias corrosivas o tóxicas.

 

Una vez descargado INERGEN, sus componentes simplemente vuelven a asumir su papel en el ciclo de la tierra y debido a que INERGEN no es químico sintético, no está ni estará sujeto a restricciones para su empleo.

COTIZA AQUÍ

SISTEMAS
DE ROCIADORES
AUTOMÁTICOS

SISTEMAS
DE DILUVIO

HIDRANTES
CONTRA
INCENDIO

TUBERÍA
SUBTERRÁNEA
(SISTEMA LOOP)

Un rociador es un dispositivo termo sensible que está diseñado para reaccionar a temperaturas predeterminadas, descargando automáticamente cierta cantidad de agua que se distribuye sobre lo protegido y el área del piso para de esta forma controlar o suprimir un incendio, Los rociadores son el elemento más eficaz hasta la fecha para el control de incendios.

Podemos definir un sistema de extinción de incendios por rociadores automáticos, como una combinación de tuberías subterráneas y elevadas que se conecta con un abastecimiento automático de agua y está instalado en la totalidad del edificio, todo esto de acuerdo a las normas de ingeniería en protección contra incendios. Este sistema tiene como culminación una serie de rociadores adheridos a la tubería elevada bajo un patrón sistemático y es normalmente activado por el calor.

Los sistemas de rociadores automáticos están diseñados para funcionar durante las primeras etapas de desarrollo de un incendio y minimizar su impacto total en el edificio; además contrario al mito urbano y las películas donde todos los rociadores en una residencia o edificio son activados simultáneamente en un incendio. Solo aquellos que se encuentren próximos a este son realmente activados, teniendo un daño por agua menor que en un incendio sin este sistema de protección.

COTIZA AQUÍ

El sistema de diluvio se refiere específicamente al empleo de agua pulverizada aplicada directamente sobre el elemento a proteger. .

El término “agua pulverizada” se refiere al empleo de agua lanzada de una forma especial, con partículas de agua lanzadas a una velocidad y densidad de pulverización determinadas, que se descarga por aparatos y boquillas específicamente diseñadas para este propósito.

 

La descarga de las boquillas es diferente a la de los rociadores. El modelo de pulverización de agua de una boquilla sobre una superficie puede ser elíptico o circular, mientras que la sección de chorro es cónica.

El agua es lanzada con fuerza sobre la superficie a proteger.


A diferencia de un sistema de rociadores, el de pulverización de agua es de inundación total del elemento protegido, por lo que la cobertura de este debe ser total.

Las boquillas no cuentan con un elemento fusible como los rociadores, por lo que las tuberías estarán secas hasta el momento del disparo. El disparo de un sistema de diluvio se puede realizar eléctricamente mediante la detección automática o manual de un incendio. La detección automática se puede llevar a cabo empleando algú tipo de detector de incendio (de humo, de temperatura, de flama, etc.) La detección manual será a través de la activación de algún mecanismo de disparo (estación manual). Mecánicamente el disparo del sistema se puede ejecutar mediante vías hidráulicas neumáticas, dependiendo del modo de operación de la válvula de diluvio.

COTIZA AQUÍ

Un hidrante contra incendio es una toma de agua conectada a la red hidráulica de distribución de agua contra incendio, diseñada para proporcionar un caudal considerable en caso de incendio.

Hay dos tipos principales de hidrantes:

 

Hidrante exterior: situados en las inmediaciones de los edificios y en los que los bomberos pueden acoplar sus mangueras. Es un poste con dos o más tomas (normalmente de 2  ½” de diámetro)

 

Hidrante Interior: situados en el interior de los edificios, equipados con un gabinete, donde se aloja una manguera conectada a una válvula angular de corte, un chiflón para bifurcación del agua y una llave para apretar acoplamientos, estos normalmente son de 1 ½” o de 2” de diámetro.

COTIZA AQUÍ

Su tanque y bomba contra incendios serán obsoletos si no se provee un sistema de tubería subterráneo de tamaño adecuado y calculado el cual suministra Los sistemas de hidrantes y rociadores.

inicialmente se realiza una excavación o cepa de aproximadamente 1.82 m de profundidad por 90 cm de ancho, estas dimensiones son estándar, para la instalación de tubería de 4 pulgadas y hasta 12 pulgadas de diámetro. El ancho de la cepa de 90cm sirve para que los instaladores puedan maniobrar con cierta holgura en la zanja, en dicha zanja se coloca la tubería de PVC (Cloruro de Polivinilo) C900, la cuál descansa sobre una cama de arena de aproximadamente 10 cm de altura, para que no sufra daños mecánicos.

COTIZA AQUÍ

SISTEMAS
DE ESPUMA

SISTEMAS
DE ALARMA
Y DETECCIÓN

SISTEMAS
DE PREACCIÓN

RED HIDRÁULICA
DE DISTRIBUCIÓN
DE AGUA
CONTRA INCENDIO

Durante años se han utilizado espumas como medio de extinción de incendios de líquidos combustibles e inflamables.

A diferencia de otros agentes de extinción tales como el agua, los polvos químicos, el CO2, etc; una espuma acuosa estable puede extinguir el fuego en un líquido combustible o inflamable, combinando mecanismos de: enfriamiento, separación entre la fuente del fuego o de la ignición, eliminación de vapores y sofocación de las llamas.

 

La espuma también puede evitar la reignición durante un largo período de tiempo. Como el agua es más pesada que la mayoría de los hidrocarburos estándar, si se aplica directamente sobre ellos se sumergirá y tendrá poco o ningún valor extintor o de supresión de valores.

 

Si el combustible líquido se calienta es el agente de extinción por excelencia en zonas potencialmente peligrosas, o en áreas en las que se transportan, procesan, almacenan o usan líquidos inflamables como fuente de energía.

COTIZA AQUÍ

Un sistema de alarma de incendios está diseñado para detectar la presencia no deseada de fuego, mediante la supervisión de los cambios ambientales asociados con la combustión.

En general, un sistema de alarma contra incendios se clasifica según sea accionado automáticamente, manualmente o ambos. El propósito fundamental de la instalación de un sistema de alarmas es el de ser la primera notificación de una señal de alerta, supervisión o problema, y a su vez, advertir a los ocupantes del edificio ante cualquiera de estas situaciones.

 

Un sistema de alarmas está compuesto por dispositivos de iniciación y dispositivos de notificación, siendo los primeros, estaciones manuales, detectores de humo, detectores de flujo, supervisores de válvula, etc.

 

Y los de notificación: bocinas de alarma, luces estroboscópicas, anunciadores, repetidores. Etc.

COTIZA AQUÍ

Los sistemas de preacción utilizan una válvula de diluvio además de una red de rociadores presurizada con aire o gas..

La presión se utiliza para mantener una supervisión permanente de la red, alertando de posibles fugas por avería o rotura de rociadores. En este caso, se produce una alarma de baja presión, pero no provoca la apertura de la válvula, ni la descarga accidental de agua.

 

Los sistemas con disparo eléctrico utilizan detectores de humo, un panel de control y una válvula solenoide para abrir la válvula de diluvio.

 

Si se produce un incendio, los detectores activan la alarma del panel de control que, a su vez, ordena la apertura de la válvula solenoide. Esta drena la cámara de cebado de la válvula de diluvio, permitiendo su apertura y el llenado de la red de rociadores con agua.

 

De este modo, el agua estará disponible en los rociadores para apagar el fuego tan pronto como cualquiera de ellos se abra.

Los sistemas de preacción con interbloqueo simple son especialmente útiles en instalaciones en las que existe el riesgo de que se produzcan daños a la red de rociadores, ya sea por temperatura o por golpes. Se utilizan en lugar de sistemas de tubería seca cuando el tamaño de la instalación excede el permitido por la normativa vigente, o cuando se quiere evitar el riesgo de descargas accidentales de agua.

COTIZA AQUÍ

La red de agua contra incendio es un conjunto de tuberías conectadas entre sí por medios mecánicos y/o soldadura, que cuenta además con conexiones como codos, tees, válvulas de retención y tomas siamesas para conexión del cuerpo de bomberos.

Dentro de la red de tuberías se encuentra contenida el agua; la cual está sometida a condiciones de presión, la función principal de la red de alimentación es la de abastecer con la suficiente cantidad de agua a presión a los diferentes sistemas de protección contra incendios establecidos en la planta (sistemas de rociadores, sistemas de diluvio, hidrantes, etc.)

 

El complemento de la red contra incendio es el suministro de agua mediante tanques o cisternas al equipo de bombeo, ambas capacidades son definidas en base a la necesidad del sistema con mayor demanda. Un sistema de hidrantes consta principalmente de la distribución estratégica de estaciones en las cuáles se encuentran contenidas mangueras, chiflones, válvulas y llaves las cuales permitirán a los ocupantes y cuerpo de bomberos combatir un posible incendio.

 Cada hidrante es conectado a la red general de alimentación de agua contra incendio, de forma que se pueda contar con la presión y caudal mínimo requerido en el hidrante más remoto hidráulicamente calculado, y el agua pueda ser descargada para cumplir con el propósito de extinguir un fuego manualmente y proteger en primera instancia la vida de sus ocupantes y en segundo término el edificio junto con su contenido.

COTIZA AQUÍ

SISTEMAS CONTRA INCENDIOS

SISTEMA
DE CO2

EQUIPOS
DE BOMBEO
CONTRA
INCENDIO

TANQUES
ATORNILLABLES
PARA EL
ALMACENAMIENTO
DE AGUA

SISTEMAS
DE EXTINCIÓN
DE GASES
LIMPIOS

El bióxido de carbono o CO2 es un gas incoloro, inodoro, eléctricamente no conductor, eso es altamente eficaz como un agente de extinción de incendios.

Cuando se aplica a un incendio, el CO2 proporciona una pesada manta de gas que reduce el nivel de oxígeno a un punto donde la combustión no puede ocurrir. Tiene una clasificación baja de toxicidad, se comprime comúnmente a estado líquido para su almacenaje y transporte en cilindros.

Al descargarse a presión da un aspecto de vapor y por su baja temperatura cristaliza el agua en el aire.

COTIZA AQUÍ

Todos los elementos están interconectados y cableados formando una sola unidad.

Es una caseta preconstruida en acero estructural que da cabida y resguarda el equipo de bombeo y a la vez soporta los depósitos de agua que son la reserva exclusiva del sistema de protección contra incendio..

COTIZA AQUÍ

Están diseñados con base en los estándares de NFPA 22, AWWA y aprobados por Factory Mutual.

Los tanques de acero  tipo atornillable han resultado ser muy buena alternativa de almacenaje de agua para protección contra incendio, esto debido a su menor costo y necesidad de mantenimiento, además de su versatilidad de tamaños que van desde 4, 000 hasta 2,400,000 galones que pueden ser adaptados de acuerdo al área disponible, fabricándolos más altos, bajos, anchos o delgados.

COTIZA AQUÍ

INERGEN y sus componentes han obtenido numerosas aprobaciones internacionales de sectores gubernamentales como ministerios de salud, higiene ocupacional, marítimos y autoridades ambientales y de seguros. INERGEN está consituido por tres gases naturales que se encuentran presentes en la atmósfera de la tierra:

 

NITRÓGENO 52%

ARGÓN 40%

BIÓXIDO DE CARBONO 8%

Al efectuarse la descarga de INERGEN, este disminuye la concentración de oxígeno por debajo del nivel requerido para que exista la combustión (típicamente el nivel es 15% de oxígeno).

 

Simultáneamente a la extinción de un fuego, INERGEN permite la permanencia de las personas en una atmósfera de oxígeno de forma completamente segura, aunque los incendios en centros de procesamiento de datos son menos frecuentes que en instalaciones industriales, estos ocurren en mayor número a lo generalmente imaginado y cuando suceden, además de la pérdida importante de costos y equipo, hay que agregar algo tal vez más serio, como la interrupción de las actividades empresariales y la pérdida de datos y archivos irremplazables.

Aunque los sistemas de detección y alarma normalmente permiten que la gente evacúe el área antes de que cualquier tipo de agente sea descargado, varios eventos inesperados pueden obstaculizar un escape inmediato, INERGEN no produce neblina al ser descargado, permitiendo una total visibilidad; los sistemas son rápidos y a pesar de que la NFPA en su norma 2001 permite hasta un minuto de descarga para los gases inertes, INERGEN realmente extingue el fuego en mucho menos tiempo. Se han realizado pruebas con las que se ha documentado que es posible alcanzar tiempos tan cortos como 22 segundos en fuego clase A y 17 segundos en fuego clase B. Por esto INERGEN es el agente ideal para usarse en los sistemas automáticos de inundación total en áreas normalmente ocupadas.

 

INERGEN, no es un conductor de la electricidad, no deja residuos que limpiar, su temperatura permanece estable durante la descarga y no reacciona con el fuego produciendo sustancias corrosivas o tóxicas.

 

Una vez descargado INERGEN, sus componentes simplemente vuelven a asumir su papel en el ciclo de la tierra y debido a que INERGEN no es químico sintético, no está ni estará sujeto a restricciones para su empleo.

COTIZA AQUÍ

SISTEMAS
DE ROCIADORES
AUTOMÁTICOS

SISTEMAS
DE DILUVIO

HIDRANTES
CONTRA
INCENDIO

TUBERÍA
SUBTERRÁNEA
(SISTEMA LOOP)

Un rociador es un dispositivo termo sensible que está diseñado para reaccionar a temperaturas predeterminadas, descargando automáticamente cierta cantidad de agua que se distribuye sobre lo protegido y el área del piso para de esta forma controlar o suprimir un incendio, Los rociadores son el elemento más eficaz hasta la fecha para el control de incendios.

Podemos definir un sistema de extinción de incendios por rociadores automáticos, como una combinación de tuberías subterráneas y elevadas que se conecta con un abastecimiento automático de agua y está instalado en la totalidad del edificio, todo esto de acuerdo a las normas de ingeniería en protección contra incendios. Este sistema tiene como culminación una serie de rociadores adheridos a la tubería elevada bajo un patrón sistemático y es normalmente activado por el calor.

Los sistemas de rociadores automáticos están diseñados para funcionar durante las primeras etapas de desarrollo de un incendio y minimizar su impacto total en el edificio; además contrario al mito urbano y las películas donde todos los rociadores en una residencia o edificio son activados simultáneamente en un incendio. Solo aquellos que se encuentren próximos a este son realmente activados, teniendo un daño por agua menor que en un incendio sin este sistema de protección.

COTIZA AQUÍ

El sistema de diluvio se refiere específicamente al empleo de agua pulverizada aplicada directamente sobre el elemento a proteger. .

El término “agua pulverizada” se refiere al empleo de agua lanzada de una forma especial, con partículas de agua lanzadas a una velocidad y densidad de pulverización determinadas, que se descarga por aparatos y boquillas específicamente diseñadas para este propósito.

 

La descarga de las boquillas es diferente a la de los rociadores. El modelo de pulverización de agua de una boquilla sobre una superficie puede ser elíptico o circular, mientras que la sección de chorro es cónica.

El agua es lanzada con fuerza sobre la superficie a proteger.


A diferencia de un sistema de rociadores, el de pulverización de agua es de inundación total del elemento protegido, por lo que la cobertura de este debe ser total.

Las boquillas no cuentan con un elemento fusible como los rociadores, por lo que las tuberías estarán secas hasta el momento del disparo. El disparo de un sistema de diluvio se puede realizar eléctricamente mediante la detección automática o manual de un incendio. La detección automática se puede llevar a cabo empleando algú tipo de detector de incendio (de humo, de temperatura, de flama, etc.) La detección manual será a través de la activación de algún mecanismo de disparo (estación manual). Mecánicamente el disparo del sistema se puede ejecutar mediante vías hidráulicas neumáticas, dependiendo del modo de operación de la válvula de diluvio

COTIZA AQUÍ

Un hidrante contra incendio es una toma de agua conectada a la red hidráulica de distribución de agua contra incendio, diseñada para proporcionar un caudal considerable en caso de incendio.

Hay dos tipos principales de hidrantes:

 

Hidrante exterior: situados en las inmediaciones de los edificios y en los que los bomberos pueden acoplar sus mangueras. Es un poste con dos o más tomas (normalmente de 2  ½” de diámetro)

 

Hidrante Interior: situados en el interior de los edificios, equipados con un gabinete, donde se aloja una manguera conectada a una válvula angular de corte, un chiflón para bifurcación del agua y una llave para apretar acoplamientos, estos normalmente son de 1 ½” o de 2” de diámetro.

COTIZA AQUÍ

Su tanque y bomba contra incendios serán obsoletos si no se provee un sistema de tubería subterráneo de tamaño adecuado y calculado el cual suministra Los sistemas de hidrantes y rociadores.

inicialmente se realiza una excavación o cepa de aproximadamente 1.82 m de profundidad por 90 cm de ancho, estas dimensiones son estándar, para la instalación de tubería de 4 pulgadas y hasta 12 pulgadas de diámetro. El ancho de la cepa de 90 cm sirve para que los instaladores puedan maniobrar con cierta holgura en la zanja, en dicha zanja se coloca la tubería de PVC (Cloruro de Polivinilo) C900, la cuál descansa sobre una cama de arena de aproximadamente 10 cm de altura, para que no sufra daños mecánicos.

COTIZA AQUÍ

SISTEMAS
DE ESPUMA

SISTEMAS
DE ALARMA
Y DETECCIÓN

RED HIDRÁULICA
DE DISTRIBUCIÓN
DE AGUA
CONTRA INCENDIO

SISTEMAS
DE PREACCIÓN

Durante años se han utilizado espumas como medio de extinción de incendios de líquidos combustibles e inflamables.

A diferencia de otros agentes de extinción tales como el agua, los polvos químicos, el CO2, etc; una espuma acuosa estable puede extinguir el fuego en un líquido combustible o inflamable, combinando mecanismos de: enfriamiento, separación entre la fuente del fuego o de la ignición, eliminación de vapores y sofocación de las llamas.

 

La espuma también puede evitar la reignición durante un largo período de tiempo. Como el agua es más pesada que la mayoría de los hidrocarburos estándar, si se aplica directamente sobre ellos se sumergirá y tendrá poco o ningún valor extintor o de supresión de valores.

 

Si el combustible líquido se calienta es el agente de extinción por excelencia en zonas potencialmente peligrosas, o en áreas en las que se transportan, procesan, almacenan o usan líquidos inflamables como fuente de energía.

COTIZA AQUÍ

Un sistema de alarma de incendios está diseñado para detectar la presencia no deseada de fuego, mediante la supervisión de los cambios ambientales asociados con la combustión.

En general, un sistema de alarma contra incendios se clasifica según sea accionado automáticamente, manualmente o ambos. El propósito fundamental de la instalación de un sistema de alarmas es el de ser la primera notificación de una señal de alerta, supervisión o problema, y a su vez, advertir a los ocupantes del edificio ante cualquiera de estas situaciones.

 

Un sistema de alarmas está compuesto por dispositivos de iniciación y dispositivos de notificación, siendo los primeros, estaciones manuales, detectores de humo, detectores de flujo, supervisores de válvula, etc.

 

Y los de notificación: bocinas de alarma, luces estroboscópicas, anunciadores, repetidores. Etc.

COTIZA AQUÍ

La red de agua contra incendio es un conjunto de tuberías conectadas entre sí por medios mecánicos y/o soldadura, que cuenta además con conexiones como codos, tees, válvulas de retención y tomas siamesas para conexión del cuerpo de bomberos.

Dentro de la red de tuberías se encuentra contenida el agua; la cual está sometida a condiciones de presión, la función principal de la red de alimentación es la de abastecer con la suficiente cantidad de agua a presión a los diferentes sistemas de protección contra incendios establecidos en la planta (sistemas de rociadores, sistemas de diluvio, hidrantes, etc.)

 

El complemento de la red contra incendio es el suministro de agua mediante tanques o cisternas al equipo de bombeo, ambas capacidades son definidas en base a la necesidad del sistema con mayor demanda. Un sistema de hidrantes consta principalmente de la distribución estratégica de estaciones en las cuáles se encuentran contenidas mangueras, chiflones, válvulas y llaves las cuales permitirán a los ocupantes y cuerpo de bomberos combatir un posible incendio.

 Cada hidrante es conectado a la red general de alimentación de agua contra incendio, de forma que se pueda contar con la presión y caudal mínimo requerido en el hidrante más remoto hidráulicamente calculado, y el agua pueda ser descargada para cumplir con el propósito de extinguir un fuego manualmente y proteger en primera instancia la vida de sus ocupantes y en segundo término el edificio junto con su contenido.

COTIZA AQUÍ

Los sistemas de preacción utilizan una válvula de diluvio además de una red de rociadores presurizada con aire o gas..

Los sistemas de preacción con interbloqueo simple son especialmente útiles en instalaciones en las que existe el riesgo de que se produzcan daños a la red de rociadores, ya sea por temperatura o por golpes. Se utilizan en lugar de sistemas de tubería seca cuando el tamaño de la instalación excede el permitido por la normativa vigente, o cuando se quiere evitar el riesgo de descargas accidentales de agua.

La presión se utiliza para mantener una supervisión permanente de la red, alertando de posibles fugas por avería o rotura de rociadores. En este caso, se produce una alarma de baja presión, pero no provoca la apertura de la válvula, ni la descarga accidental de agua.

 

Los sistemas con disparo eléctrico utilizan detectores de humo, un panel de control y una válvula solenoide para abrir la válvula de diluvio.

 

Si se produce un incendio, los detectores activan la alarma del panel de control que, a su vez, ordena la apertura de la válvula solenoide. Esta drena la cámara de cebado de la válvula de diluvio, permitiendo su apertura y el llenado de la red de rociadores con agua.

 

De este modo, el agua estará disponible en los rociadores para apagar el fuego tan pronto como cualquiera de ellos se abra.

COTIZA AQUÍ